Coatzacoalcos Con el agua hasta las rodillas
Coatzacoalcos, Ver.: EL HOGAR DE DOMINGA quedó completamente inundado en la colonia Fertimex. / Alberto Ramos
Se inundan nuevamente en la colonia Fertimex; vecinos no contribuyen a tener limpio el canal que atraviesa la calle Ayuntamiento

Heder López Cabrera / Imagen del Golfo
Coatzacoalcos, Ver. / 2017-10-13

Dominga y Dulce María comparten no sólo la misma calle, sino el mismo problema: sus hogares se inundaron tras desbordarse el canal que atraviesa por la calle Ayuntamiento, de la colonia Fertimex, pues además de la torrencial lluvia éste se encuentra azolvado por maleza y basura como televisores y plásticos.

“Ya tiene más que de tres años que estamos aquí poniendo relleno, pero no sirve para nada porque estamos pegados al canal… cuando vimos ya estaba lleno de agua, no pude dormir pensando que me podía caer… me espanté, pensé que me iba ahogar, cayó un trueno y se fue la luz, salimos pero el agua estaba hasta la rodilla”, comentó Dominga Hernández Ruiz, una de las afectadas y quien curiosamente es de las empleadas municipales que apoyaron a limpiar el canal, mientras a unos metros del canal su casa yacía inundada, siendo su refrigerador el que se descompuso.

No obstante, Dominga evidenció que son los propios vecinos los que no colaboran, pues se les ha pedido a las promotoras que pidan respetar el horario para sacar basura, pero nadie lo hace, prefiriendo tirar las bolsas al canal, acción que derivó en la inundación de al menos diez casas en esa calle, tal como ocurrió hace seis años.

Pero pese a todo Dominga no pierde el optimismo, pues debe continuar trabajando, aunque en el caso de Dulce María Hernández Santander fue necesario que sus hijos y su madre fueran llevados a un albergue por parte de personal de Protección Civil, ya que no quiso dejar su casa ante el temor de los robos.

“Se nos metió el agua, ahorita ya bajó, el patio es lo que quedó inundado, los niños se fueron, yo me quedé con mi esposo a vigilar porque se meten a robar, la vecina ya se fue, aunque no nos da miedo que se metan culebras”, expresó Dulce María mientras mostraba el pantano que se ubica detrás de su casa.

Aunque lo curioso del caso es la cantidad de basura detrás de su hogar, justificando que deben hacerlo para rellenar y evitar que su casa se hunda.

“Usamos la basura para rellenar ahí (el pantano)… los demás día no se inundó, sólo subía la marea (el nivel del pantano) pero bajaba rápido”, externó.

Omisión o no por parte de las autoridades y de los vecinos, es un hecho que de nada sirve tener limpio el canal si se continúa tirando basura que impida la fluidez del agua, escenarios como éstos denotan el otro rostro de Coatzacoalcos.

Edición Impresa
Coatzacoalcos 2017-11-19

Ediciones Anteriores

Suscríbete