Coatzacoalcos Se aleja del vicio y ahora vende roscas
Coatzacoalcos, Ver.: LAS ROSCAS QUE vende el grupo “La Promesa”, de Drogadictos Anónimos. / Valentin Alor /Imagen del Golfo
El chiapaneco Francisco Ramírez, recibe el apoyo de la “La Promesa” Drogadictos Anónimos, para no volver a caer en las adicciones

Osvaldo Antonio Sotelo
Coatzacoalcos, Ver. / 2018-01-06

Han pasado 10 meses desde aquel día que consumió alguna de esas dosis de droga que estaban acabando su vida.
Desde esa fecha llegó a Coatzacoalcos procedente de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, donde estaba sumido en el mundo del vicio.

Sin un consejo de sus padres, pues es una familia disfuncional, se volcó al camino del alcohol y las drogas.

Durante ocho años es que llevó una vida de desenfreno, como Francisco Ramírez Rodríguez la califica.
A lo largo de ese tiempo, su cuerpo sintió los efectos de la marihuana, crack, cristal, resistol, pinturas, limpiador de PC, thiner, y hasta cocaína.
Andar en ese pasaje oscuro le llevó a estar preso, luego de cometer un robo cuando contaba con 18 años de edad.
Este fin de semana, fue su primera experiencia en vender las tradicionales roscas de reyes, que promueve el grupo “La Promesa” de Drogadictos Anónimos.

“Es mi primer año vendiendo el producto, ya voy a cumplir año en el grupo, estoy recuperando a mi familia, ya que la había perdido, para así poder volver a sentir la alegría”, comentó este joven chiapaneco.
A sus 22 años, hoy busca seguir alejado de las drogas, que por un tiempo lo separaron de sus seres queridos.
Alejado de los vicios, aconsejó a los jóvenes y niños que no tomen ese rumbo equivocado, y que fomenten la comunicación en familia.

BAJA LA VENTA DE ROSCAS
Como cada año, este grupo que busca alejar a los jóvenes del vicio, decidieron vender sus roscas de reyes que disfrutan en los hogares porteños.
En el puesto instalado sobre la avenida Corregidora e Hidalgo, en el centro de Coatzacoalcos, tan solo el primer día de venta, habían podido vender cerca de 34 roscas.

Otro de los lugares que ofertaban este producto, era a las afueras de la iglesia San José, en la colonia el Tesoro, así como en las instalaciones de este centro de rehabilitación.

El tradicional pan que ofertan, y que se disfruta en esta época del año es de tamaño grande, mediano y chico, y cuyos precios oscilan desde 100 a 350.

Aunque esperaban a que este 6 de enero llegaran los Reyes Magos, y pudieran adquirir muchas roscas, pues el año pasado se llevaron cerca de mil piezas.


Edición Impresa
Coatzacoalcos 2018-04-26

Ediciones Anteriores

Suscríbete