Rocío Nahle / Opinión
Injustificado el aumento a la luz y gasolina
2016-08-07
“¿Qué le pasa a este gobierno?”, “Rocío no permitas más atraco al pueblo”; han sido las principales expresiones que he recibido después del aumento a las tarifas de la energía eléctrica y gasolina, el llamado “gasolinazo”.

PRECIOS ENTRE MÉXICO Y ESTADOS UNIDOS
Y tiene razón la población al expresar su descontento y malestar, ya que no existe una justificación económica real, sobre todo ante el comportamiento del mercado internacional para que estos insumos básicos aumenten desproporcionalmente. Pero se nos había olvidado a los mexicanos cómo administra y gobierna el PRI.
Por ejemplo; durante el Gobierno de Carlos Salinas la diferencia en el precio de la Gasolina entre México y Estados Unidos fue que en nuestro país se cotizó más caro este energético un 135 por ciento; con Ernesto Zedillo fue de 290 por ciento, mientras que con Fox la diferencia fue de 28 por ciento.

Hoy con la administración de Peña Nieto hay un ingrediente mayor. El Presidente prometió a los mexicanos en la Reforma Energética que aprobó el PRI, PAN Y PVEM en el 2013, que al entregar el petróleo y electricidad a particulares y extranjeros los precios iban a bajar y habría un beneficio en la económica nacional. Tal como lo señalamos en su momento eso ha resultado una mentira, pero no es una mentira cualquiera o una jugada política menor, sino que en forma irresponsable entregó el mercado petrolero que había estado resguardado en forma estratégica por mas de 75 años, donde dichas ganancias se vieron reflejadas en la creación de hospitales, escuelas, carreteras, soporte a pensiones y una derrama en beneficio social a estados y municipios -hoy eso ya no hay- y la gasolina es más cara en México que en Estados Unidos un 25 por ciento más.

PRODUCCIÓN EN CAÍDA
La producción petrolera en el 2015 cayó significativamente a 2.2 millones de barriles diarios, la mas baja producción en los últimos 35 años; en lo que va a este año la producción sigue en caída libre, en junio se reportó 2.16 millones de barriles por día y a Pemex le siguen quitando pozos de perforación para entregarlos a privados, petróleo que en gran porcentaje pasara a manos de privados.
Entonces para compensar esa pérdida económica, el llamado “boquete económico” la Secretaría de Hacienda encontró la manera de llenar ese faltante mediante impuestos, ¡sí!, impuestos que pagamos todos los contribuyentes mediante el aumento a los precios de gasolina y electricidad, aumentos injustificados porque el precio internacional de los hidrocarburos es bajo, mucho más barato del precio que tuvo en los años del 2013 o 2014.
Es necesario señalar que tan solo el año pasado la Secretaría de Hacienda recaudó de impuestos especiales por consumo de gasolinas 220 mil millones de pesos y este año van a recaudar 40 por ciento más, es decir, la Secretaría de Hacienda va a recibir 300 mil millones de pesos por este impuesto.

EL CINISMO
En forma cínica y descarada, el Presidente Nacional del PRI, dijo que este aumento es responsabilidad de los Diputados que aprobaron el presupuesto donde ahí se contempló el aumento a estos impuestos. Lo que no dijo, es que ese aumento lo propuso el Presidente de la República mediante la presentación de la iniciativa de la Ley de impuesto especial sobre producción y servicio IEPS, donde señala en el artículo quinto que se aprueba una banda de fluctuación del precio de estos energéticos hasta de 3 por ciento, cabe señalar que solo los diputados de MORENA votamos “en contra” de esta iniciativa, porque sabíamos que con esto se perfilaban a aumentar el precio de la gasolina para cubrir el boquete financiero mediante el sacrificio del pueblo, quien pasa una severa crisis de empleo y bienestar social.
Pero en contraparte, mientras el gobierno destina 30 mil millones de dólares para importar gasolina de diferentes partes de mundo, le niegan a Pemex 10 mil millones de dólares para construir refinerías, no crean fuentes de empleo y revierten el abastecimiento nacional.

Pero un dato que resulta aun más indignante, es que en los últimos 3 años del gobierno Peñista, el gasto corriente asciende a 1 billón de pesos, es decir, hay un abuso y se ha gastado una fortuna en sueldos, compras y servicios para la administración pública, el gran derroche que ha marcado esta Presidencia.
Por lo anterior, en el Congreso de la Unión, este próximo martes nos preparamos a recibir al Secretario de Energía, al Director de Pemex, al Director de la CFE y al subsecretario de ingresos de la SHCP para ver cómo explican la situación en el ámbito energético, para MORENA no basta con que vayan a justificar o explicar, sino que tienen que hacerse responsables y ser capaces de revertir esta situación, no basta un “usted disculpe”.

GUERRA DE MANSIONES
Indignante la guerra entre mansiones que se exhibe públicamente entre el Gobernador actual de Veracruz y el Gobernador electo, todo parece que la competencia es para ver cuál es el más corrupto. ¿Nos merecemos esto? Definitivamente no.

Diputada Federal
Facebook:Rocio Nahle
Twitter:@rocionahle

DI Noticias Noche 20 de Mayo del 2015
Edicin Impresa
Portada 2017-12-14 Suscripciones Ediciones Anteriores