Psic. Eliseo Guzmán Chávez / Capsulas Empresariales
Gasolinazo: otra “toma clandestina”
2016-08-07
“En México la corrupción se encubre, pero la riqueza producto de ella se ostenta. . . En ese contexto, la “Casa Blanca” tiene un profundo significado simbólico. . . .”
Héctor Tajonar (Cleptocracia censora) Proceso. 31/7/16

En México, la moderna esclavitud por decreto del poder neoliberal, vive su máxima expresión de siniestra utilidad económica para grupos de élite con poder, y de quebranto social irreparable en la República como consecuencia de su villanía; explotar laboralmente nuestra fuerza humana con retribuciones humillantes y entregar con impertinente actitud los recursos naturales y energéticos del país en manos extranjeras, rebasa el más elemental sentido cívico del poder público, de amor a la patria para un supuesto gobierno democrático, a todas luces desleal, un verdadero sinsentido oficial, solo a cambio de la vergüenza y el creciente rechazo nacional ante tantos absurdos y torpezas políticas de este lamentable régimen priista. Piden perdón y días después agreden con ferocidad y coraje inaudito la porción vital de la nación, lesionando en consecuencia patrimonios y esperanzas, triturando con desprecio el salario hasta hacerlo polvo, mientras la inflación nos festina. El desempleo, un creciente remolino de incertidumbre nacional y caos familiar que arrasa con supuestos futuros e ilusiones de vida. Pareciera una burla derivada de sus malévolos desatinos ante la liberación de las próximas y conocidas plagas que sumirán al país en mayor pobreza y hambre. Los cómplices, arrepentidos, en el fondo lamentan su irresponsable aprobación “a ciegas” de las dichosas reformas, porque también sufrirán con ellas, no lo previeron y ya resienten sus efectos, tanto como las mil explicaciones, acusaciones y posibles culpables, al grado que un funcionario de la SHCP (Ingresos) en su momento los acusó -al Congreso- (lo mismo hizo “Pinochoa”, el rey del tarifazo) de responsables de esta última felonía por ingenuos. “Aquel que se jacta de lo que va hacer, no tiene éxito en nada”, es parte de un conocido pensamiento chino, y encierra toda una gran verdad y sabiduría. Nada se ha logrado con las reformas que no sea un malestar general y un permanente dolor de cabeza nacional.
Los discípulos salinistas, simplemente se han adueñado del país, y encerrados en sí mismos, rechazan cualquier percepción que no sea la propia, se desplazan pretensiosos y sin escuchar a nadie, confiados avanzan en tiempo y obra sin lograr nada colectivamente interesante que no sea el pesimismo nacional y la creciente irritación que no tarda en desbordarse en estallido si no corrigen a tiempo; pero no lo entienden, no lo ven, puede más la soberbia y la indiferencia apoyada en mensajes televisivos inspirados en la mercadotecnia política cargada de falsedades, para “vendernos ilusiones” como verdades alejadas de la realidad, anuncios que nadie cree. Pero ellos mueven su país y su propio concepto de México. Caprichosos, su objetivo de nación solo obedece al diseño de sus intereses, sus ambiciones solo tienen un exclusivo sentido, que ya sabemos, el beneficio propio, pero ni eso hacen bien, abusan y son muy obvios, ganándose sin “esfuerzos” el título de cínicos. Desde que llegaron al poder, lucen descoordinados y absurdos en lo más elemental del quehacer político, lo que era habitual y rutinario lo tuercen, complicándolo todo: en educación, en seguridad, en economía, de hecho, en todos los campos y sectores productivos. Derrochan dinero que es patrimonio del pueblo en malas inversiones y proyectos absurdos, y claro, su acceso público en venta o renta, también lo dificultan alejando todas aquellas posibles inversiones, incluidas las extranjeras, al generar desconfianza e incongruencias políticas y administrativas; el país se encuentra hundido y en un soberano caos, estado donde la incertidumbre domina y el temor dibuja totalmente el panorama país, y ellos solo se esmeran en enseñar su ineficiencia promoviendo y facilitando la creciente inseguridad impuesta por grupos delictivos, quienes pareciera toman el poder por convenido interés: matando alcaldes, secuestrando, sembrando el terror y mostrando al exterior un país con extraños, absurdos e incomprensibles conflictos internos por alarmantemente sangrientos. La postura de Peña Nieto desde sus inicios ha sido “separatista”, su distanciamiento con el pueblo es obvio, su supuesta cercanía ciudadana ha sido solo un pretexto semántico y de demagógicas promesas, advertido, el ciudadano espera. Toda afrenta tiene un costo, y el 18 serán tiempos de extender facturas, Videgaray.

Cualquier sugerencia o comentario, bienvenido, nuestro correo: eliseoguzmanch@hotmail.com

DI Noticias Noche 20 de Mayo del 2015
Edicin Impresa
Portada 2017-10-21 Suscripciones Ediciones Anteriores