Leo Zuckerman / Juegos del Poder
El terror de entrar legalmente a Estados Unidos
2017-02-15
Los terroristas se han salido con la suya: han logrado que en Estados Unidos haya cada vez menos libertades, que se instaure una especie de Estado policiaco obsesionado por vigilar todo. El √ļltimo cap√≠tulo de esta deprimente realidad es el derecho de los agentes fronterizos a revisar el contenido de celulares, tabletas y computadoras port√°tiles. Una pesadilla orwelliana.
En las redes sociales circulaban rumores sobre el tema. Algunos noticieros incluso reportaron c√≥mo una mexicana se hab√≠a rehusado a entregar su tel√©fono a los agentes fronterizos estadounidenses; finalmente habr√≠a aceptado pero, como encontraron memes que se burlaban de Trump, le habr√≠an negado la entrada a Estados Unidos y revocado su visa. Mensajes de supuestos expertos migratorios recomendaban borrar todo contenido cr√≠tico de los pol√≠ticos y las pol√≠ticas estadounidenses antes de viajar a ese pa√≠s. Me rehusaba a creerlo. El martes, sin embargo, apareci√≥ en The New York Times un art√≠culo titulado ‚Äú¬ŅCu√°les son sus derechos si los agentes fronterizos desean buscar en su tel√©fono?‚ÄĚ. Resumo el contenido para que usted, como yo, se deprima:
1.- ‚ÄúLas leyes creadas que permiten a los agentes fronterizos buscar en las bolsas sin la aprobaci√≥n de un juez, con fines de inmigraci√≥n o seguridad, se han extendido a dispositivos digitales‚ÄĚ.
3.- ‚ÄúPero activistas dicen que inspeccionar un dispositivo digital es mucho m√°s intrusivo que inspeccionar una maleta. Se√Īalan que el dispositivo puede contener no s√≥lo fotos y mensajes personales, sino tambi√©n comprometer a cualquier persona con la que el propietario pudo haberse comunicado‚ÄĚ.
4.- ‚Äú¬ŅPueden los agentes obligarle a desbloquear su tel√©fono o port√°til? No. Pero pueden pedirle que cumpla voluntariamente y que la experiencia sea bastante inc√≥moda si resiste. Los viajeros deben decidir cu√°nto problema est√°n dispuestos a soportar [‚Ķ] Viajeros informan que han estado detenidos durante horas e interrogados agresivamente [‚Ķ] Usted puede terminar perdiendo su dispositivo, ya que los agentes podr√≠an tomarlo durante semanas antes de devolv√©rselo. Tambi√©n podr√≠an copiar los datos‚ÄĚ.
5.- ‚Äú¬ŅPueden los agentes forzarlo a entregar las contrase√Īas de los medios sociales? No. Pero al desbloquear sus tel√©fonos es m√°s probable que los agentes tengan acceso completo a sus cuentas de redes sociales, incluso si no les dicen las contrase√Īas. Dado que la mayor√≠a de las personas permanecen conectadas a sus cuentas en sus tel√©fonos, desbloquear el tel√©fono permitir√≠a a los agentes revisar los mensajes privados de Facebook, mensajes directos en Twitter y las fotos de Instagram que est√°n configuradas para ser accesibles s√≥lo para amigos‚ÄĚ.
6.- ‚Äú¬ŅQu√© debe hacer si le sucede a usted? Es una decisi√≥n individual. Como cuesti√≥n de principio, dice Robert McCaw, director de asuntos gubernamentales del Consejo de Relaciones Americanas-Isl√°micas, la gente no deber√≠a desbloquear sus dispositivos y s√≠ solicitar un abogado‚ÄĚ.
7.- ‚ÄúLos viajeros que no son ciudadanos estadounidenses podr√≠an tener m√°s problemas, especialmente si est√°n volando a Estados Unidos. Mientras a los ciudadanos se les garantiza la reentrada, a los extranjeros se les puede negar el ingreso‚ÄĚ.
En suma, si uno llega flojito y cooperando, dispuesto a que los agentes se metan en su vida privada, no tendr√° problema alguno. Si, en cambio, uno se pone necio defendiendo su derecho a la privacidad, prep√°rese para pasar un mal rato con la posibilidad que le nieguen la entrada a Estados Unidos y, en una de esas, confisquen temporalmente su dispositivo. Un horror.
El art√≠culo mencionado revela que esta pol√≠tica comenz√≥ con Obama. Un portavoz de la agencia de aduanas inform√≥ que en 2015 ‚Äúhab√≠an inspeccionado 4 mil 444 celulares y 320 dispositivos electr√≥nicos: un 0.0012% de los 383 millones de todas las llegadas‚ÄĚ. Nada. Pero existe evidencia que la administraci√≥n de Trump piensa incrementar esta deleznable pr√°ctica. Lo incre√≠ble es que Estados Unidos no necesita de estas revisiones ya que, gracias al pitazo de Edward Snowden, sabemos que las agencias de inteligencia de ese pa√≠s esp√≠an los contenidos digitales de miles de millones de personas en todo el mundo. El Gran Hermano ya nos espiaba pero lo hac√≠a en secreto. Ahora quiere que lo sepamos para infundirnos miedo. Violaban ya nuestro derecho a la privacidad, ahora nos lo restriegan en la cara. As√≠ los tiempos actuales en que cada vez hay menos libertades en Estados Unidos. Muchas gracias, se√Īores terroristas. Muchas gracias, autoridades gubernamentales estadounidenses.
Twitter: @leozuckermann
DI Noticias Noche 20 de Mayo del 2015
Ediciůn Impresa
Portada 2017-06-28 Suscripciones Ediciones Anteriores