Francisco E. Heredia Quintana / Opinión
La bodega de los tiliches y sospechas
2017-02-23
De su puño y letra Karime Macías consagró en esas páginas sus obsesiones y miedos, en la íntima textura de las hojas de sus diarios y agendas decidió vaciar parte de su alma.
Los cuadernos de la autodefinida “First Lady”, no eran propiamente un diario, eran una especie de escape literario, una dimensión personal para plasmar y poner en orden sus pensamientos, ideas y planes.
En sus cuadernos dio rienda suelta a sus dilemas internos a sus soliloquios y desvaríos pero sobre todo a esa mirada enfocada y meticulosa que no todos sabían que poseía.
Es probable que jamás hubiera imaginado que sus escritos serían la pieza estelar de un morboso espectáculo.
Que sus letras se convertirían en objeto de escrutinio, burla y análisis pericial.
La noticia fue una marea viscosa e hipnótica que logró filtrarse en todos los ámbitos, se anunció el hallazgo de una bodega llena de tesoros, repleta de opulencia e impunidad, una cueva secreta, de fábula, plagada de los misterios y excesos del exgobernador Javier Duarte de Ochoa y su esposa Karime Macías.
Mas de mil metros cuadrados repletos de posesiones de la pareja despertaron la morbosidad voraz, como marabunta todos devoramos los contenidos en las redes sociales y en los medios de comunicación, todos caímos bajo la premisa de que una gran verdad estaba siendo expuesta, de la mano nos dieron un tour exquisito por los recovecos y detalles.
“Pásele, pásele, descubra la gran bodega de los secretos y el engaño”, un par de acróbatas escupiendo fuego y un sombrero de copa para el gobernador hubieran aderezado con un sabor irónico y picante la escena de esa conferencia de prensa que se convirtió en todo un show mediático.
“Esta bodega en la que se depositaron diversos bienes propiedad de Javier Duarte y de su familia. Hemos encontrado en este lugar un cúmulo de documentos que presumiblemente vinculan directamente a la señora Karime Macías de Duarte en la planeación, preparación y ejecución de acciones para desviar recursos públicos en beneficio personal y de algunos cómplices”, anunció el ejecutivo del estado.
Parece qué hay un “tic tac” que ya le resulta aturdidor y recalcitrante a Miguel Ángel Yunes Linares, las horas y los días pasan y quizá ya siente la presión de que su gobierno está empezando a ser criticado cada vez con mayor agudeza, además la inminente llegada de los tiempos electorales puede ser una sombra que se aproxima amenazante que le provoque al panista aflojar el nudo de su corbata y tomar aire, para enfrentar el panorama de ajustes y movimientos políticos que se vislumbran en el horizonte sobre todo cuando una de sus preocupaciones seguramente es lograr colocar a sus hijos en las posiciones políticas más óptimas.
A pesar de que esta sea una minigubernatura sus adversarios, críticos y el pueblo veracruzano están a la expectativa de que cumpla las promesas y entre esa letanía de metas que lanzó durante su campaña, sin duda la que sería la joya de la corona de su administración es la captura de Javier Duarte de Ochoa y su esposa.
Captura que ya tiene prisa por concretar y desbordar en una avalancha mediática.
En estos casi 100 días del yunismo, el discurso político del gobierno del estado ha girado en torno a la caudalosa herencia delictiva que dejó el exmandatario cordobés, las investigaciones, las empresas fantasmas, los detenidos, las propiedades, los prófugos, los cómplices toda la red de corrupción que extendió Duarte, ha sido la materia prima del discurso de Yunes Linares, ha sido la maraña que encontró al asumir la gubernatura y se ha dedicado a deshebrarla poco a poco a regodearse en ella sintiendo ese placer culposo, al disfrutar erigirse como el salvador del pueblo, al desnudar el entramado criminal de los desvíos millonarios de la hoy pareja prófuga.
Yunes linares parece que ha estado gobernado sumergido en ese frenesí de noble caballero que a toda costa y usando todos sus recursos busca hacer justicia. Una justicia a modo, con la que desea encumbrar el éxito de su gestión, hay quienes aseguran que ha dejado de lado los demás problemas del estado a los que solo les ha dedicado palabrería y discursos, como la creciente inseguridad, la narcoguerra que ocurre en la entidad que ya ha admitido varias veces y al mismo tiempo la ha minimizado.
Esta semana inicio revelando la bodega de los misterios, trastos y tiliches un área impregnada del lujo cínico y el despilfarro insaciable de los Duarte - Macías.
Resulta interesante como el mapa de la corrupción, la ruta de prestanombres, números de cuentas, la esencia neta del plan que se orquestó para robar a Veracruz estuviera ahí dispuesta en todos esos diarios y libretas, todos en un solo lugar “resguardados”.
Acaso no hubiera sido prudente que la mente criminal del matrimonio en fuga hubiera hallado una manera de destruir semejantes pruebas incriminatorias, si ya estaban en plan de escape tomando lo que podían, ocultado por aquí, escabulléndose por allá ¿por qué no hallaron el momento para incinerar todas esas pruebas?
Acaso la exprimera dama estatal en un descuido terrible, dejó su diario y sus libretas, olvidó sus más íntimos pensamientos, esos textos reflexivos y esotéricos, pasó por alto en su huida destruir el material donde estaba trazada la génesis del plan maestro que dejó a un estado en la ruina.
“Espero que haya habido una orden judicial de cateo y que en la orden se haya señalado con puntualidad cuáles eran los bienes que se estaban buscando. Si estos procedimientos no se instruyen conforme a Derecho con posterioridad se podrían afectar las acusaciones y a través de amparos quedarían sin fundamento”, advirtió el doctor en derecho Constitucional y director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Miguel Carbonell.
Dijo que la actual administración y el trabajo de la Fiscalía General del Estado tienen que apegarse al Derecho y al nuevo sistema de justicia penal, de lo contrario todo podría quedar sin fundamento y sin castigos a los responsables.
Todo quedará en show mediático si no terminan con sentencias condenatorias a quienes son acusados de desvío de recursos públicos, sentenció.
El coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa, señaló que la bodega “parece demencial”, en caso de que resulte cierto y espera no se trate de un montaje de parte del gobernador, por lo que pidió prudencia sobre el hallazgo.
La libreta Mont Blanc de la señora de Duarte se constituyó como un espejo encantado al cual acudía para confiarle sus ansiedades, hacer un esbozo de sus metas, confrontarse a sí misma y al mismo tiempo vanagloriarse de sus diversos roles.
Este espejo es hoy un confidente que ha sido evidenciado y muestra los diversos y verdaderos reflejos de la exprimera dama del estado, un espejo en el cual se volcaron las facetas e intenciones ocultas de una mujer seducida por el narcisismo y la ambición infinita.
Entre el detalle de las anécdotas, los garabatos, y sus esquemas Karime asoma ese carácter obsesivo-reflexivo que la consumía y como aferraba sus angustias a ese burdo esoterismo, al mantra “sí merezco abundancia” extendido en toda una hoja como una plegaria desesperada, una frase repetida hasta el hastió quizá para que así se alojara en su mente y tuviera la convicción y la frialdad suficiente para guiar la voluntad de su esposo y consumar el estructurado atraco en los veracruzanos.
“Los diarios son hojas de ruta, guía y registro metódico de una vida de excesos al amparo del abuso del poder y la impunidad” anunció satisfecho y desafiante Yunes Linares.
Las libretas que fueron halladas conjugan un testimonio del acoso y el tormento intenso que padecía la mujer, por las ideas de ser la mejor primera dama y esposa, la mejor madre y la mejor y más metódica cómplice.
Son una tangible evidencia de la maestría en manipulación y ese perfil controlador que se escondía tras la actitud de recato y sencillez.
El gobierno del estado colocó a la bodega en una deliciosa bandeja de plata voyerista, los diarios fueron los protagonistas, las estrellas del show, la Fiscalía dio la bienvenida a la prensa a un festín de detalles, con “post its” hicieron énfasis en los pasajes importantes, todos leímos lo que nos señalaron leer, observamos todo lo decomisado luego de que fue ordenado, clasificado y dispuesto para las fotos.
Todos nos echamos un clavado en la bodega, participamos en ese desfile de cachivaches, cajas de cartón, obsequios y demás objetos, dimos un vistazo a las libretas y todos formulamos nuestras hipótesis e historias y quizá hasta asumimos que esta es la manera en que se hace justicia... ¿es así como se hacen estas diligencias, es así como debe proceder la autoridad en estos casos, se cumplió con los parámetros judiciales más básicos?
Es apresurado concluir qué pasará con todo, aun es temprano para saber si los hallazgos de la bodega abonarán realmente a la lucha contra la corrupción, pero sin duda hoy todos vemos a Karime Macías con otros ojos, hemos husmeado en la piel de sus pensamientos y ha caído de ese pedestal idealizado de la clase política, se abrió la puerta a las especulaciones sobre si ella es la orquestadora absoluta de la laberíntica estrategia para desviar recursos, sus diarios han mostrando la grieta de sus traumas y miedos, la estatura de sus anhelos y retos, Karime hoy se siente tan humanizada y cercana como una mujer sencilla con sus fobias, sueños, vanidades y equivocaciones.
¿Es una víctima?, ¿es cómplice?, la ley no se ha pronunciado formalmente al respecto, lo cierto es que se ha convertido en un enigma.
Sus textos que todos hemos mancillado han descifrado a una mujer tan mística como frívola, tan débil y al mismo tiempo tan culpable, quedó al descubierto su fragilidad inadvertida y su obsesiva ambición, Karime fue expuesta navegando angustiada y desafiante en el mar agitado y caótico de sus propios pensamientos.
La bodega que se presumió como un golpe certero al enemigo, mantiene un sabor a montaje electorero, parece que al final está tan llena de ornamentos inútiles como de dudas y sospechas.
heqfe@hotmail.com
DI Noticias Noche 20 de Mayo del 2015
Edicin Impresa
Portada 2017-12-14 Suscripciones Ediciones Anteriores