Jair Robles / OPINI√ďN
Espionaje en México
2017-02-25
De acuerdo a informaci√≥n publicada desde el a√Īo 2015, se sabe que M√©xico era el pa√≠s que m√°s dinero hab√≠a invertido en sistemas de cyber espionaje, con una empresa italiana de nombre Hacking Team. La inversi√≥n de M√©xico, de acuerdo a lo declarado por esta empresa hab√≠a sido de seis millones de d√≥lares. Dicha empresa vende un software que permite ¬®infectar¬® tanto tel√©fonos como computadoras con software y les permite extraer todo tipo de informaci√≥n.

En aquel entonces trascendi√≥ que diversos estados de la rep√ļblica, Baja California, Chihuahua, Durango, Tamaulipas, Jalisco, Nayarit, Tlaxcala, Estado de M√©xico, Ciudad de M√©xico, Puebla, Guerrero y Campeche hab√≠an adquirido estos programas, esto a pesar de que dichas entidades no tienen facultades para adquirirlos. El gobierno de Enrique Pe√Īa Nieto acept√≥ la existencia de algunos contratos hechos por el CISEN y PEMEX, pero ha dicho que estos fueron contratados desde la administraci√≥n de Felipe Calder√≥n y que ellos √ļnicamente han pagado por su mantenimiento. Diversas organizaciones internacionales que se dedican a proteger los derechos digitales de las personas e investigan y documentan el uso de este tipo de tecnolog√≠as en todo el mundo, han logrado probar que el gobierno mexicano, ha empleado estos sistemas de espionaje en contra de periodistas activistas sociales, no afines al sistema. Apenas hace unos d√≠as un grupo interdisciplinario establecido en la Universidad de Toronto, conocido como Citizen Lab, dio a conocer un nuevo reporte donde documentan que en los meses de Julio y Agosto del 2016, desde el gobierno mexicano -que son los √ļnicos autorizados a comprar este tipo de tecnolog√≠as- se empleo un sistema de espionaje desarrollado por la empresa Israel√≠, NSO Group, que permite comprometer tel√©fonos m√≥viles.

En esta ocasi√≥n, el software de espionaje (spyware), fue enfocado en contra de tres personas que han estado involucradas en el debate entorno a los efectos en la salud provocados entre la poblaci√≥n por el consumo de bebidas azucaradas y participaron activamente en la aprobaci√≥n del impuesto por el consumo de dichas bebidas. El Dr. Simon Barquera, director del √Ārea de Investigaci√≥n en Pol√≠ticas y Programas de Nutrici√≥n del Centro de Investigaci√≥n en Nutrici√≥n y Salud (Cinys) del Instituto Nacional de Salud P√ļblica (INSP), fue una de las personas que fueron blanco de ataques con este software maligno.

Es decir que en M√©xico, no solo se ha estado contratando tecnolog√≠a para espionaje por entidades gubernamentales que no cuentan con la facultades para hacerlo, sino que √©stas se est√°n empleando para desde el mismo gobierno atacar a funcionarios e investigadores que a trav√©s de sus actividades han afectado a intereses de particulares, como lo es en este caso la industria refresquera. Para que quede claro, personas dentro del Gobierno Mexicano que cuentan con accesos a estas tecnolog√≠as, atacaron a un funcionario de la Secretar√≠a de Salud, porque estaba afectando intereses de empresas privadas. Hasta el momento, √ļnicamemente se ha podido documentar que en M√©xico se est√°n empleando tecnolog√≠as que funcionan a trav√©s de software malignos y √©stos solo pueden activarse cuando la persona atacada recibe mensajes, ya sea de SMS o por correo electr√≥nico que contraen un link que permite que dicho software se instale y a partir de ah√≠ poder accesar a la informaci√≥n contenida en dichos equipos ya sean computadoras o tel√©fonos m√≥viles.

Un reportaje del 8 de Febrero que aparece en la publicaci√≥n City Lab, da cuenta que en los Estados Unidos desde hace m√°s de diez a√Īos, los departamentos de polic√≠a de las principales ciudades en ese pa√≠s, cuentan con sistemas de intervenci√≥n de comunicaciones. Sistemas que hasta hace poco se cre√≠an reservados para las agencias de inteligencia de los Estados Unidos.

De acuerdo a dicho reportaje existe un sistema denominado dirtbox, que permite desde una aeronave, ya sea un avi√≥n, helic√≥ptero o dron, que permite rastrear las comunicaciones de hasta 10 mil tel√©fonos simult√°neamente. Se puede suponer que este tipo de tecnolog√≠as son las que han sido empleadas en M√©xico para rastrear y encontrar a personajes como ‚ÄėEl Chapo‚Äô Guzm√°n hace unos a√Īos. En algunas de las protestas que se han venido suscitando en los Estados Unidos recientemente, se ha documentado que los cuerpos policiacos, cuentan con camionetas que van siguiendo las marchas y a la vez pueden rastrear las comunicaciones via celular de los manifestantes. Tambi√©n se describen torres de antenas que parecieran ser de telefon√≠a celular, pero que en realidad lo que est√°n haciendo es interceptar las comunicaciones de todos los tel√©fonos en esa √°rea.

Esta informaci√≥n fu√© obtenida por el reportero al hacer peticiones de r√©cords p√ļblicos a los departamentos de la polic√≠a de estas grandes ciudades. En M√©xico hasta el momento la mejor manera de enterarse de la existencia de estos sistemas de espionaje ha sido durante las campa√Īas electorales. Cada proceso electoral es cuando desde las mismas entra√Īas de los gobiernos, se filtran comunicaciones comprometedoras de los pol√≠ticos rivales. Hasta el momento lo que m√°s se usa, son las intervenciones de llamadas, pero quiz√°s y dentro de poco vayamos viendo cada vez m√°s, conversaciones de WhatsApp, de Facebook, etc. Para nadie es un secreto que el actual gobernador veracruzano, desde que fung√≠a como Secretario de Gobierno durante la administraci√≥n priista encabezada por Patricio Chirinos, empleaba equipos de espionaje de los de aquellas √©pocas, como parte de su estrategia de control pol√≠tico. Habr√° que esperar a las elecciones de este verano, para ver qu√© tan ocupados han estado en estos meses y comenzar a mandar las peticiones al IVAI, que nos permitan conocer qu√© nuevas tecnolog√≠as se han adquirido en el estado y si entre estas se encuentran contratos con empresas como Hacking Team, NSO o FinFisher, por mencionar algunas. Tambi√©n resulta de gran importancia que la ciudadan√≠a tome conciencia de que en M√©xico no se ha reglamentado a fondo el uso de este tipo de tecnolog√≠as y a√ļn si as√≠ fuera esto como ya hemos visto no es garant√≠a de que se cumpla. De manera que los avances de la tecnolog√≠a y nuestra creciente dependencia de este tipo de equipos, est√°n abriendo las puertas para que toda la informaci√≥n que mantenemos en nuestros tel√©fonos inteligentes, est√©n al alcance de los gobernantes, sin que nosotros hagamos nada. Nos quedamos enredados en el morbo por saber qu√© escrib√≠a la esposa de Duarte en sus cuadernos o que le dijo tal pol√≠tico a su querida por tel√©fono, en lugar de exigir que se identifique y finquen responsabilidades a los que est√°n haciendo p√ļblica informaci√≥n que por ley tendr√≠a que estar protegida.

DI Noticias Noche 20 de Mayo del 2015
Ediciůn Impresa
Portada 2017-06-28 Suscripciones Ediciones Anteriores