Ma. Elvira Santamaría Hernández / En Pocas Palabras
La memoria y la Reforma Educativa
2017-04-05
‚ÄúEstoy asqueado por la educaci√≥n escolar de hoy, que es una f√°brica de incultos y que no respeta la memoria. Y que no hace nada para que los ni√Īos aprendan las cosas de memoria. El poema que vive en nosotros vive con nosotros, cambia como nosotros, y tiene que ver con una funci√≥n mucho m√°s profunda que la del cerebro. Representa la sensibilidad, la personalidad‚ÄĚ. Esto se√Īal√≥ George Steiner en una c√©lebre entrevista concedida hace no tanto al peri√≥dico El Pa√≠s.
¬ŅY qui√©n es George Steiner y por qu√© habr√≠a de importarnos lo que diga?
‚ÄúSteiner es el catedr√°tico de literatura comparada, el lector de lat√≠n y griego, la eminencia de Princeton, Stanford, Ginebra y Cambridge; el hijo de jud√≠os vieneses que huyeron del nazismo primero a Par√≠s y luego a Nueva York; el fil√≥sofo de las cosas del ayer, del hoy y del ma√Īana; el premio Pr√≠ncipe de Asturias de Comunicaci√≥n y Humanidades en 2001, el polemista y mit√≥logo pol√≠glota y el autor de libros capitales del pensamiento moderno, la historia y la semi√≥tica como: Errata, Nostalgia del absoluto, La idea de Europa, Tolstoi o Dostoievski o La poes√≠a del pensamiento‚ÄĚ
Esto viene a colación porque la reforma educativa emprendida en México, ha planteado dar énfasis a la comprensión por encima de la memorización, pues, generaciones como la mía y otras posteriores hasta las más recientes, se esforzaron en la afirmación de los conceptos memorizados más que en preparar la mente para llegar a conclusiones certeras a través del análisis y la investigación.
Steiner defiende la memoria. Afirma: ‚ÄúLa poes√≠a me ayuda a concentrarme, porque ayuda a aprender de memoria, y yo siempre, como profesor, he reivindicado el aprendizaje de memoria. Lo adoro. Llevo dentro de m√≠ mucha poes√≠a; es, c√≥mo decirlo, las otras vidas de mi vida‚ÄĚ.
Cierto; cu√°ntos de nosotros conservamos el recuerdo de uno o varios poemas aprendidos cuando √©ramos ni√Īos para los eventos escolares, o de amor cuando adolescentes. Poemas cortos o largos que, como dice Steiner, nos acompa√Īan a lo largo de toda la vida, modific√°ndose incluso con nosotros.
Personalmente y luego de conocer la opinión a ese respecto, de una eminencia como George Steiner, creo que tendría que haber un equilibrio en el desarrollo de ambas aptitudes y darles similar importancia, porque definitivamente son vitales en el desarrollo humano, aunque, entiendo, que ante la avalancha de información a que está expuesta ahora la gente, resulta imposible retenerla toda en la cabeza y se debe agudizar la capacidad de selección y entendimiento.
Aunque en el nuevo modelo educativo se relega la memoria, ojal√° nuestros maestros sigan ense√Īando poes√≠a a sus alumnos y alent√°ndolos a aprenderla de memoria y recitarla.
Yo recuerdo a√ļn, despu√©s de m√°s de 50 a√Īos, el largo poema ‚ÄúLos motivos del lobo‚ÄĚ, del gran nicarag√ľense Rub√©n Dar√≠o.
También tengo presente al romántico Luis G. Urbina con su Metamorfosis:

Era un cautivo beso enamorado
de una mano de nieve, que tenía
la apariencia de un lirio desmayado
y el palpitar de un ave en la agonía.
Y sucedió que un día,
aquella mano suave
de palidez de cirio,
de languidez de lirio,
de palpitar de ave,
se acercó tanto a la prisión del beso,
que ya no pudo m√°s el pobre preso
y se escapó; más, con voluble giro,
huyó la mano hasta el confín lejano,
y el beso que volaba tras la mano,
rompiendo el aire, se volvió suspiro.

P.D. Sé qué hay muchos otros temas más preocupantes, incluso estremecedores que merecen ser abordados, como el ataque con armas químicas en Siria, las constantes ejecuciones con huellas de extrema crueldad y los hallazgos de tantos cadáveres en fosas clandestinas en nuestra entidad, así como los asaltos y secuestros de mujeres en Minatitlán y Coatzacoalcos.
Sé qué hay asuntos atorados de gran trascendencia para la vida institucional del país, como es la falta de una Ley de Seguridad interior y la definición de un Fiscal Anticorrupción. Sé también qué nos inundan las trivialidades políticas como el cambiar de color los recibos del agua potable cuando se cierne sobre los habitantes de esta ciudad una temporada de fuerte escasez del vital líquido. Todo eso ustedes también lo viven y saben. Pero, puede que lo olvidemos en poco tiempo, si no ejercitamos la memoria.
DI Noticias Noche 20 de Mayo del 2015
Edición Impresa
Portada 2018-09-19 Suscripciones Ediciones Anteriores