Hilario Arenas Cerdán / Las disputas del poder
“El hombre y su desierto”
2017-10-22
“Pregúntate si tus principios y valores incluyen la búsqueda de la verdad, o si simplemente te ciñes a los parámetro que marca tu doctrina. Además, pregúntate: ¿alguna vez la has cuestionado?”
Dante Amerisi
(Los Retos de la Razón)

Los Millenials, producto de la nueva era eléctrica, no solo parecen, son distintos, en la trágica experiencia del 19 de septiembre la gente “descubrió” qué sí eran “humanos,” y lo siguen siendo, porque son los únicos, aunque suene exagerado, que siguen presentes en las zonas afectadas por los dos temblores, trabajando y llevando ayuda; con una característica, por eso son distintos, no les interesa aparecer en ningún medio y menos otorgando protagónicas entrevistas en la televisión, hacen su trabajo no para que se sepa su labor, lo hacen porque la gente los necesita y como cualquiera dispuesto a ayudar a los damnificados, no quieren, ni saben sobre egos promocionados, pertenecen al nuevo movimiento eléctrico de “La inteligencia colectiva” (Pierre Levy).Los Millenials son nativos digitales o nacieron en la frontera del cambio y no escaparon a su influencia y estimulante transición y formativo poder, por lo tanto, supercepciones y sentimientos del mundo social, económico y político,es otro,visión que poco tiene que ver con nuestro pasado lineal, secuencial, uniforme y dependiente.Voy a tratar de describirlos con un pensamiento poético de Dante Amerisi (nacido en Chihuahua): “A pesar de la cantidad de personas que encontramos en la vida, de cuando en cuando aparece alguien, de manera tan sencilla, honesta y singular, que despierta el deseo de conocerle profundamente. Son ellos a quienes hacemos entrañables (“El hombre y su desierto”).” El pasado 19 leímos un artículo de Noam Cohen en el New York Times en español, titulado “Silicon Valley no es tu amigo,” y mencionaba que el mes pasado al finalizar el Yom Kippur, Mark Zuckerberg había publicado en Facebook, un breve mensaje dondepedía asus amigos que lo perdonaran no solo por sus errores personales,sino también por los profesionales, “a las maneras en que mi trabajo se utilizó para dividir a las personas en vez de unirnos” y juró que se esforzaría por ser mejor (siguiendo la tradición judía del perdón).”Declaración autocritica pocohabitual en Mark Elliot.¿Se arrepienteZuckerberg de hacer webs yser genial? Planteaba Cohen. El problema se acentuó al lidiarcon una serie de revelaciones en torno a los intermediarios rusos que utilizaron su plataforma para influir en la elección presidencial, utilizando tonos racistas.
Lo hemos platicado hasta la saciedad, en cada transición histórica debido a la presencia e influencia de nuevas tecnologías, las crisistoman carta de naturalidad en las civilizaciones involucradas,experimentando sacudidasdiversas por la intensidad del cambio y sus efectos en los patrones habituales de comportamientos al convenidodesarrollo normal de vida, ocurrió cuando se abandonó la etapa medieval un poco ante del año 1500, y gracias a Gutenberg que lo trastornó todo con su imprenta;fue a partir de ahí que el ser humano evolucionó, creciendo y señalando rumbos al estatus del progreso, pocodespués, gracias a las máquinas de vapor se dio inicio ala formación de las grandes ciudades, así se anunciaban también las condiciones futuras del esplendor tecnológico. Pero quien apareció promulgandola revolución,y que a partir de ahí todo sería diferente, fue el telégrafo en 1910, esta tecnología no solo nos cambió la vida afectado tiempos y distancias de manera dramática e inesperada, con ella,el mundo también empezaba a ostentar otro inevitable semblante al comprobar que las noticias llegaban gracias a la codificación de una clave inventada por Morse y enviada eléctricamente por hilo metálico, en horas o días,antes que los mensaje diversos enviados por ferrocarril. El telégrafo cambió radicalmente la vidadel hombre, su poderosa influencia comprobó los enormes beneficios en la banca y los negocios, con nuevos intercambios de dinero y transacciones internacionales seguras;hoy se deposita en el banco y 30 segundos después lo pueden cobra en cualquier parte y cajero automático del mundo. Después apareció el Teléfono (1925); la Radio (1940); La Televisión (1955); el Fax (1970); la Computadora Personal (1985. presagiosdel choque de olas) y a partir del Tercer Milenio, la WEB (2000) y su presencia anunciando infinitos y la trasformación del hombre en la mejor y también peor de sus crisis. Nunca nos imaginamos que algún día perdería el PRI y menos que apareciera Foxcomo ave de mal agüero y el nefasto regreso del tricolor con hambre delictiva, pero desenmascarado y exhibido para vergüenza nacional por las redes sociales, entre ellas Facebook, uno de tantos beneficio de esta gran tecnología digital de Zuckerberg; el derrumbe gradual de la televisión y la desesperada lucha de medios informativos incorporándose inteligentemente a la red para sobrevivir y ajustarse a los nuevos tiempos.Extraño por inédito,aparecióel atentado a las Torres Gemelas;El Estado Islámico, “un nuevo” terrorismo con rasgos crueles e inesperados;y Trump en una desconocida versión de la siempre ejemplar, admirada y poderosa presidencia de USA.¿Cómo enfrentar las crisis de esta civilización de Tercer Milenio? Nos regresaremos a Zuckerberg como punto de referencia vital y de partida, para tratar de entender lo que pasa y lo más importante, qué hacer, en este siglo XXI, encaramados en las puertas del futuro.
Cualquier sugerencia o comentario, bienvenido. Nuestro correo: eliseoguzmanch@hotmail.com
1 de 3 (Continuará)
DI Noticias Noche 20 de Mayo del 2015
Edicin Impresa
Portada 2017-12-14 Suscripciones Ediciones Anteriores