Psic. Eliseo Guzm√°n Ch√°vez / Capsulas Empresariales
‚ÄúEl hombre y su desierto‚ÄĚ(3)
2017-10-25
“Vinieron. Ellos tenían la Biblia y nosotros teníamos la tierra. Y nos dijeron: “Cierren
los ojos y recen‚ÄĚ Y cuando abrimos los ojos, ellos ten√≠an la tierra y nosotros ten√≠amos la Biblia‚ÄĚ
Eduardo Galeano
Los polos de la transici√≥n y sus consecuencias, en frontal choque, expuesto con el mejor ejemplo en redes, concretamente en Facebook, la intenci√≥n es, que usted lo busque y disfrute las pol√©micas opiniones de los usuarios y se incorpore a ellas: Un examen escolar y la deseada respuesta correcta por parte del maestro, le permitir√° tambi√©n detectar el nivel escolar del ni√Īo; y las instrucciones dec√≠an m√°s o menos lo siguiente: ‚Äúescriba a continuaci√≥n con n√ļmeros las cifras siguientes‚ÄĚ noventa y ocho, y el chico puso a un lado de la cifra escrita, con n√ļmeros, el 99; ochenta y uno, y el chico puso 82; sesenta y seis, y el chico puso 67; treinta y uno, y el chico puso 32 y as√≠ segu√≠a. El maestro le asest√≥ tremendo tache y ‚Äėreprob√≥‚Äô al ni√Īo, cuando el padre se enter√≥, un joven, evidentemente de la nueva generaci√≥n de era digital, en desacuerdo, le tom√≥ una foto al examen y lo expuso a sus amigos en redes, y p√°catelas, viral. Imag√≠nese la que se arm√≥. Si fui claro, ¬Ņusted qu√© opina? De inmediato le envi√© el mensaje del pol√©mico enfrentamiento al mayor de mis hijos, porque es de los primeros migrantes a la era el√©ctrica y esta fue su respuesta: ‚ÄúDos hemisferios distintos tratando de comunicarse, como dir√≠a McLuhan. . . Lo cierto es que es m√°s f√°cil responder correctamente a una pregunta equivocada que hacer una pregunta correcta. . . El ni√Īo respondi√≥ a una interpretaci√≥n aceptable, aunque no fuera la respuesta esperada. . . por eso estamos como estamos. . . gracias a la educaci√≥n imprecisa‚ÄĚ. Es la nueva generaci√≥n que se sale de lo lineal, uniforme y secuencial, la rigidez mental como m√©todo educativo que a nosotros nos ha impedido pensar con libertad. En nuestra √©poca ese maestro no s√≥lo nos pon√≠a tache, adem√°s, tratando de estimularnos nos recetaba un cari√Īoso, ‚Äúidiota, bueno para nada, eres incapaz de pensar,‚ÄĚ acompa√Īado de un par de zapes y un tierno jal√≥n de patillas y el cl√°sico ‚Äú¬°qu√© voy hacer contigo! Tembloroso de coraje y los dientes postizos (pr√≥tesis) como casta√Īuelas.
La materia prima de la tecnolog√≠a digital son las matem√°ticas, el pensamiento exacto, nada m√°s nada menos, la precisi√≥n de los algoritmos en un artefacto creado para una determinada o espec√≠fica tarea, cumplen con su inalterable funci√≥n, la ‚Äúmanufactura‚ÄĚ rob√≥tica o la producci√≥n automatizada del ensamble en l√≠nea, por ejemplo, autom√≥viles Mercedes Benz, o los sorprendentes Fiat, hipnotizan, la interfaz cerebro-maquina (Neuro tecnolog√≠a) que significa futuro, porque casi todo lo hacen los robots, el ser humano termina los detalles, y con el visto bueno √©stos salen listo para rodar por las carreteras del mundo, y es s√≥lo el principio. La rob√≥tica crece a pasos agigantados solucionado dif√≠ciles modos de vida, muchos de los inv√°lidos en extremidades ya saben lo que es caminar o asir objetos y moverlos de un punto a otro, o llevar alimento a la boca, procesos para la rehabilitaci√≥n humana, m√°s all√° de su fase experimental y de lo que antes era ciencia ficci√≥n. La tecnolog√≠a digital tiene aplicaci√≥n en todos los campos productivos del hombre y la naturaleza, no le estoy informado de algo que no sepa. Las neurociencias avanzan con trabajos que dejar√≠an fr√≠o de incredulidad a nuestros propios padres, si 50 a√Īos atr√°s los expertos les anunciaran que para el 2035, todos los ni√Īos que nazcan con S√≠ndrome de Down, se le podr√° implantar un chip que ampliar√° su memoria y capacidad de aprendizaje, con calidad superior a la de cualquier humano normal, si, se hubieran re√≠do. Usted no lo haga, quiz√° le toque verlos.
Hemos permitido que extra√Īos gu√≠en nuestra vida y futuro, en lugar de programarla nosotros mismos. Evitemos la educaci√≥n imprecisa. Ahora podemos hacerlo, orientarnos y acelerar las trasformaciones a digital, protegiendo el entorno social y las pol√≠ticas p√ļblicas, eso tambi√©n es una realidad, y la seguridad de que nadie podr√° sorprender o mentir, la ciencia, la tecnolog√≠a binaria, igualmente desecha a los charlatanes, nadie podr√° avanzar en fraudes sin que no nos percatemos de ello. Tenemos que programar la inclusi√≥n digital y buscar centros de capacitaci√≥n de conocido prestigio, para acercarnos e incorporarnos al progreso, lo necesitan nuestros hijos, pero fundamentalmente nosotros. Sabemos que Integra A.C.pendiente de los cambios de la naturaleza actual del trabajopor influencia de la tecnolog√≠a y de la inmediata presencia de las ZEE, con la irremplazable demanda de nuevas destrezas que la revoluci√≥n cibern√©tica impone, discretamente se prepara para enfrentar los retos de la era el√©ctrica, lo que estimula y promueve al optimismo a todos los habitantes de la regi√≥n con ambiciones laborales y creatividad empresarial. Y es cierto, nos estamos durmiendo ante la velocidad de los cambios y no podemos despertar y levantarnos √ļnicamente con el ‚ÄėPadre Nuestro‚Äô para enfrentar al mundo. Se ha preguntado ¬Ņqu√© le ofrece usted al presente? o mejor a√ļn, ¬Ņsabe qu√© le ofrece a usted el futuro? Med√≠telo, investigue y prep√°rese, son tiempos de cambio. De arrepentidos...
Cualquier sugerencia o comentario, bienvenido. Nuestro correo: eliseoguzmanch@hotmail.com
3 de 3 (Fin)
DI Noticias Noche 20 de Mayo del 2015
Edición Impresa
Portada 2018-08-17 Suscripciones Ediciones Anteriores