Miguel Eduardo Jiménez Miguel / Verdad y Política
¡Llanto, odio y frustración por reducción al sagrado salario!
2018-02-18
Mujeres y hombres trabajadores que prestan servicio al Ayuntamiento de Coatzacoalcos amanecieron la mañana del 15 de febrero con la peor bofetada que pudieran haber recibido, en por los menos casi medio siglo de labores de una institución que parecía jamás ocurriría la peor de las acciones inhumanas. ¡Bajarles el sagrado salario!
No hubo aviso alguno, salvo la tradicional amenaza de que algo se estaba gestando. No se prestó al dialogo, hubo cerrazón, intransigencia pura, como si los empleados y trabajadores fueran delincuentes a los que habrían de apretarlos y arrinconarlos para que aceptasen su culpabilidad de un delito, ¡por dios!, que jamás han cometido.
Escenas dantescas, como nunca antes vi en ese día; llanto, frustración, coraje y también odio, por el gran despojo a humildes empleados que viven del de por sí precario salario que un gobierno municipal otorga. Expresiones como: “Con esto me pagan ahora, luego de haber dado toda mi vida y esfuerzo”, “Dios santo qué pecado he cometido”, “No lo puedo creer, ahora que voy hacer”, “Esto queríamos de un cambio, perdónalos Señor”.
Se dice que el ajuste al salario de los trabajadores y empleados al servicio del Ayuntamiento fue de un 60%, en general y si por unos cuantos pagaron todos, entonces se entiende que esto es un revanchismo cruel de una política mal aplicada y con consecuencias catastróficas.
CRUELDAD Y COBARDIA
Habrá quienes califican esta acción como buena, pero desconocen el fondo de todo y como crueles cobardes se escudan en el sistema mediático de las redes sociales para descalificar, como si quienes lo hacen no fuesen trabajadores, pero es entendible que no.
Que han existido vicios, y de ahí algunos salarios exagerados fuera de la realidad, claro y por supuesto que sí, y los hay en cualquier lugar, con sindicalizados o de confianza. En todas partes, pero es la práctica de una idiosincrasia al puritito estilo mexicano.
Es indudable que el Ayuntamiento de Coatzacoalcos ha violado el derecho laboral y que ha ocasionado un daño patrimonial en la mayoría de los trabajadores al servicio del municipio y eso es severamente penado. Los mecanismos que aplicaron son bárbaros y los daños colaterales están a la vista y, a pesar de todos los errores cometidos, por quienes debieron prever el levantamiento automático y la reacción inmediata de la inconformidad; tienen que recapacitar y dar marcha atrás y que en el pleno ejercicio de las partes, cuando se tengan que revisar las causas contractuales a que tienen derecho los trabajadores sindicalizados, ahí sea donde habrían de renegociar acuerdos, pues no en balde existe el Artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como lo que en sus artículos y capítulos de la Ley Federal del Trabajo prevé.
GOBIERNOS DE OPOSICIÓN
El Sindicato Único de Empleados Municipales de Coatzacoalcos ha tenido en el pasado dos administraciones de partidos políticos de oposición; uno con el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana, con el doctor Marco Antonio Castellanos López; otro en plena efervescencia del Partido de la Revolución Democrática con Armando Rotter Maldonado y nunca se registraron pugnas radicales, sino al contrario, hubo sensibilidad y varios de esos empleados de confianza que arribaron se quedaron y se convirtieron en sindicalizados.
Hoy, cuando las causas que se buscan son precisamente por el bienestar de la sociedad, para que haya dinero y así el sustento de la familia; que no se sufran las consecuencias de la escasez de empleos, llega otro partido de oposición, con la razón social de Morena y con Víctor Carranza al frente y, así de tajo, insisto en esta opinión, sin mediar absolutamente nada, se fueron a la yugular, sin importar que ahí, de esa gente humilde, hombres y mujeres, jóvenes y veteranos, llegaron a sus hogares con el salario recortado y más aún, aplicándoles el impuesto sobre el producto del trabajo.
Y corroborado está que el 45% de sus agremiados, sufragaron en las elecciones a favor de quienes hoy gobiernan el municipio de Coatzacoalcos y este es el regalo en reciprocidad; reducción de salarios, recorte de personal y afectación patrimonial, por aquellos que sostienen créditos bancarios, financieras y del mismo Instituto de Pensiones del Estado, donde el descuento vía nómina es imperdonable.
Ahora serán los tribunales los que determinarán las decisiones, pero se ha abierto una herida y, de aquí para adelante, entre ellos dos emplazamiento a huelga rondan en el Ayuntamiento que traerán severidad de daños en la de por sí deteriorada ciudad de las avenidas: calles llenas de basura, drenajes colapsados, con un largo malecón a obscuras y más aún sin conocer a fondo qué sucederá con la seguridad e inseguridad, ésta que asusta, aterra y sucumbe la mentalidad de cada habitante en esta tierra bendita de verdaderos oriundos donde según la historia se esconde la “serpiente emplumada”. ¿Quién se equivocó?...
Para opiniones y comentarios a verdadypolíticalaparresiadehoy@hotmail.com
DI Noticias Noche 20 de Mayo del 2015
Edicin Impresa
Portada 2018-06-19 Suscripciones Ediciones Anteriores