Reporte G-Ner-G: La Profeco se hace guaje
Jant Segovia 2015-03-23
Vivimos en un país donde todo se vale: Desde que el gobierno nos mienta con total descaro, como el actual con su compromiso (incumplido) de la ley anticorrupción que no hace falta, si se cumplieran las vigentes, hasta que nos defrauden mediante anuncios como uno muy “simpático” del producto G-Ner-G, mismo que nos garantiza (mediante la voz e imagen de una esquelética mujer), que a través un artilugio que se conecta a la red eléctrica, usted, ¡si usted!, ahorrará más de un 50% en su pago de energía, y nos preguntamos: ¿Si esta es la maravilla del siglo, en el ahorro y pago de corriente eléctrica, porqué nuestro cuidadoso y muy querido gobierno no la ha hecho del dominio público? ¿O es un fraude al consumidor? Si es lo primero, el gobierno está más que jodido. Y si es lo segundo, de veras que no tienen abuela. O, ¿usted qué piensa? Cuando estalló el fraude de Wal-Mart, (como siempre en los EE. UU. para que nos enteráramos aquí) fue un viernes, y lo que aquí sería el Procurador del Consumidor, al siguiente lunes, lo estaba persiguiendo de oficio, hasta los resultados ya por todos conocidos. Aquí no. Aquí usted tiene que ver si Ficrea, (institución de
ahorro supervisada por la CNB) lo va a defraudar, o no, (como es el caso) para que el valemadrista gobierno que nos asiste voltee la miradita, (pero tantito) y les diga a los ahorradores: “Oiga usted, ¡qué barbaridad!” Entonces volvemos a preguntar: ¿El aparatejo en cuestión es otro fraude permitido por Los Pinos, o les seguimos valiendo madres con los anuncios engañosos? En cualquiera de los dos casos, regresamos al punto de partida: Les importamos un rábano. Y si esto es en un caso “nimio” como muchos pueden pensar, imagínense en los puntos más delicados como es salvaguardar al gremio periodístico. Ahí sí, que les valemos una “pura y dos con sal”. Aunque en este caso aquí, en el estado estamos más que seguros, gracias a la SSP, y a esa flamante Fiscalía, comandadas por los paladines de la justicia, el honor, y la desazón de servir al pueblo. Nota: Querido Moisés, no creas que tu hijo está solo. Y recuerda: “Ríe más y mejor, quien ríe a lo último” (Conseja popular) Así es esto del abarrote.
Edicin Impresa
Portada 2017-05-29

Ediciones Anteriores

Suscrbete